TALES DE MILETO: Biografía y pensamiento

Según Aristóteles, Tales de Mileto habría sido el primer filósofo de la historia de la humanidad. No el primero en utilizar el término filósofo para referirse a sí mismo, ya que fue Pitágoras, sino el primero en hacer honor al título por su forma de proceder, al promover un alejamiento de la visión mitológica del mundo y buscar las causas primeras, o la causa primera única, de las cosas y fenómenos de la naturaleza basada exclusivamente en la razón y observación de la propia naturaleza.

Se dice que Tales habría iniciado la búsqueda filosófica, debido al hecho de que muchos de los que hoy llamamos «filósofos pre-socráticos» lo siguieron, en un intento de explicar la sustancia, el cambio y la propia existencia del universo sin recurrir a la mitología, que era la práctica común de la época.

Aportaciones de Tales de Mileto

Tales de Mileto trató de explicar los fenómenos naturales por hipótesis que hacían referencia a los propios procesos de la naturaleza, así, eliminando lo sobrenatural y trayendo la comprensión de los fenómenos al ámbito de la racionalidad humana, haciendo la sabiduría accesible a cualquier persona dispuesta a observar y estudiar la naturaleza.

Este método, innovador para la época, ha llevado a Tales a cuestionar la naturaleza de los objetos, que los hace comportarse de la forma en que lo hacen.

La palabra griega arche se traduce a menudo como» principio», lo que es impreciso, ya que el principio de algo es lo que le es anterior, o primitivo, en términos lógicos o cronológicos. El arche no sólo es primitivo, sino que domina el objeto y lo constituye. Tales, y los que lo siguieron, trataban de definir la sustancia de la que todo objeto material está compuesto, no sólo el evento que le es anterior.

Por esta misma razón, Tales de Mileto se describe como el primer científico occidental, ya que el trabajo de obtener la sustancia de la que se compone todo objeto material es exactamente el trabajo realizado por científicos modernos en física nuclear.

Según nos informa el filósofo griego Aristóteles, aún en este trabajo de encontrar la naturaleza de los objetos materiales, Tales ha llegado a su posición más famosa, la hipótesis según la cual la naturaleza originadora de los objetos del mundo es una única sustancia material, el agua.

Otros filósofos contemporáneos de Tales de Mileto y posteriores discreparon sobre cuál sería esta naturaleza, Anímenes, por ejemplo, sostuvo que sería el aire, sin embargo, en su gran mayoría, la tradición filosófica aceptó que es necesario que exista alguna naturaleza, sea sólo una o más de una, de la que emanan las propiedades de los objetos.

Esta naturaleza sería una sustancia que subyace todos los objetos, convirtiéndose en cualidades mediante procesos regidos por las leyes de la naturaleza.

Restos arqueológicos del ágora de Mileto, donde supuestamente Tales de Mileto dictaba sus clases.

Tales de Mileto también fue conocido por su uso, teórico y práctico, innovador de la geometría, formulando dos teoremas importantes, uno de los cuales lleva su nombre.

El Teorema de Tales establece que si A, B y C son puntos en un círculo, donde la línea AC es el diámetro del círculo, entonces el ángulo ∠ ABC es un ángulo recto.

El teorema de la intersección, a su vez, establece que si dos rectas transversales cortan un haz de rectas paralelas, tendremos medidas proporcionales en los segmentos delimitados en las transversales. Este es el teorema que Tales de Mileto habría usado para calcular la altura de la pirámide de Keops.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad