Las Habichuelas Mágicas: resumen y moraleja del cuento

Resumen de Las Habichuelas Mágicas

Las Habichuelas Mágicas es un cuento de hadas de origen inglés, que erróneamente se ha atribuido a la autoría de Hans Christian Andersen. La última versión conocida más antigua es la de Benjamin Tabart, publicada en 1807, y popularizada por Joseph Jacobs en 1890, con la publicación de English Fairy Tales.

La versión de Jacobs es más comúnmente publicada actualmente y se cree que es la más cercana y fiel a las versiones orales que Tabart, porque en esta falta la esneñaza moral que hay en aquella.

Cierta vez, un niño llamado Juan (en la versión en inglés se indica el nombre Jack), va al mercado a instancias de su madre, con el fin de vender una vaca. Cuando el niño llega al mercado, un extraño le propone entregarle cinco frijoles mágicos a cambio de vacuno. Juan acepta y vuelve a casa con los granos en el bolsillo.

No obstante, su madre se enfurece porque considera que la clara instrucción de vender la vaca ha sido ignorada. Fuera de sí, arrebata las habichuelas de las manos del niño y las arroja por la ventana, que caen en la tierra, al lado de su casa.

Mientras Juan duerme, los granos germinan y dan origen a gigantes plantas de frijol que se pierden en el cielo.

Al despertar, el niño descubre estas enormes plantas y decide escalarlas; así, tras traspasar el nivel de las nubes y perderse en la altura, encuentra un castillo, lugar habitado por un gigante que se alimenta de seres humanos.

Protegido por la esposa del gran hombre, Juan consigue huir, después de lograr robar una bolsa de monedas de oro. No conforme, vuelve al día siguiente para robar la gallina de los huevos de oro del gigante y de nuevo sale ileso.

En el tercer día, escala el castillo de nuevo y trata de robar un arpa de oro. Esta vez, el gigante persigue a Juan, pero el niño puede bajar a la base del frijol más rápidamente y lo corta con un hacha; con lo que evita que el gigante lo alcance, haciendo que caiga a tierra y muera en el acto.

Cabe mencionar que este cuento está marcado por la controversia porque, en la versión original, de Tabart, representa a un héroe que, después de ser engañado por alguien sórdido, sin poder defenderse, entra escondido en la casa de otro hombre, se gana la simpatía de su esposa para así poder robar-les y por fin lo mata. Por lo que no encuentra ningún conflicto moral o castigo por sus actos.

En la versión reescrita, reinterpretada y popularizada por Jacobs, hay todo un movimiento en sentido vertical en dirección a la moral de la historia, un desenlace bien demarcado, como demanda la tradicional forma de la fábula. Se cree que por retratar la moralidad de manera más evidente, fue aceptado de mejor manera y se propagó de mejor forma al gran público.

Juan y las Habichuelas Mágicas
Juan y las Habichuelas Mágicas

Moraleja de la historia

Básicamente, la moraleja del cuento se basa en creer en nuestros sueños y en otras formas diferentes de resolver los problemas; es decir, en medidas alternativas a las pensadas convencionalmente.

En la historia podemos apreciar que la madre Juan, preocupada por los problemas inmediatos de la familia, se decide a vender el único bien que les proporcionaba alimentos todos los días.

De ahí que el niño vio en las habichuelas una oportunidad de aumentar los ingresos de la familia; esto, debido a que se atrevió a pensar diferente.

A pesar de las dificultades, Juan insistió en sus sueños y subió durante tres días consecutivos al castillo, resolviendo los problemas de la familia con coraje e inteligencia.

Así, podemos encontrar los siguientes temas centrales en el cuento de Las habichuelas mágicas: perseverancia, perseguir tus sueños y creer en ti mismo a pesar de todas las dificultades.

Falsa atribución a Andersen

Como mencionamos anteriormente, Las habichuelas mágicas son atribuidas erróneamente a Hans Christian Andersen; no obstante, ya se ha comprobado que esta historia es de origen británico y nunca fue recopilada por el cuentista de origen danés.

Dicha confusión se debe, principalmente, a que Las habichuelas mágicas, a semejanza de las historias recopiladas por Andersen, provienen de un contexto que se interna en los cuentos medievales que se transmitían de manera oral y de generación en generación; así como los elementos fantásticos que suelen ser característicos de este género.

El verdadero autor de Las habichuelas mágicas no cuenta con un autor fidedigno; ya que se trata más bien de una recopilación de la tradición oral.

Adaptaciones al cine

Las Habichuelas Mágicas ha contado con diversas adaptaciones al cine; a continuación te hablamos más acerca de ellas:

Jack y las habichuelas mágicas (1974)

Se trata de una película animada estrenada en el año de 1974 y que fue dirigida por Gisaburo Sugii.

El Gato con Botas (2011)

Aunque el largometraje no trata exclusivamente sobre la historia de Las Habichuelas Mágicas,, sí aparece el personaje de Jack (Juan); así como la historia original de las habichuelas o frijoles mágicos.

En la película, el personaje de Humpty Dumpty coge los frijoles, decide sembrarlos y, una vez que ha trepado las plantas hasta el cielo, se encuentra con la gallina que coloca huevos de oro, a la cual decide robar.

Once Upon A Time (serie televisiva de 2017)

En el episodio titulado “Tiny”, que aparece en la segunda temporada de la serie, aparece una adaptación de la historia de Jack y las habichuelas mágicas. Así, el gigante lleva el nombre de Anton y Jaqueline ocupa el lugar de Jack.

Esta última engaña al gigante con el fin de robarles sus habichuelas mágicas y otras riquezas con las que cuenta. Así, en realidad, aquí el papel de antagonista es ocupado por Jaqueline.

Jack the Giant Slayer

Aquí se mezcla la historia de Jack y las habichuelas mágicas con la historia de Jack el asesino de gigantes, en donde un joven termina con la vida de una tropa de gigantes en la época del reinado de Arturo, en la Inglaterra Medieval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad