La Metamorfosis

La Metamorfosis (escrita originalmente en alemán) es uno de los grandes logros del escritor Franz Kafka, que para quienes no los conocen, es uno de los grandes nombres de la literatura del siglo XX, uno de los más alabados; que consiguió, con esta obra, un escrito de ficción y, al mismo tiempo, realista.

La Metamorfosis comienza con la presentación del protagonista, Gregor Samsa, un viajante de comercio (esto hasta el día anterior) que, cierto día, se despierta transformado en un monstruoso insecto. Gregor odiaba su trabajo y sobre todo a su jefe, pero debido a la ayuda económica que daba a su familia, nunca se había decidido a abandonar el trabajo; cosa que finalmente tiene que hacer debido a su aspecto poco agradable.

A través de la novela y, por medio de los ojos del protagonista, podremos comprender mejor algunos aspectos propios de la condición humana; como el interés, la falta de amor y los gestos que una persona puede hacer en relación con los demás; así mismo, se abordan temas como la moral, la comprensión, la compasión, el trabajo, etc.

Ilustración de La Metamorfosis

Ilustración de La Metamorfosis

Conforme avanzamos en la novela, lo que en un principio parecía una pesadilla o simple imaginación de Gregor Samsa, se constituye como una verdad que sustenta toda la narración. De esta manera, Samsa, al verse transformado en insecto por causas desconocidas, tiene que cambiar su forma de vida drásticamente, viviendo recluido en su cuarto y provocando temor a cualquier persona que se atreviera a acercarse a él o a mirarlo.

El final de la Metamorfosis es bastante mundano y desgraciado para el pobre Samsa; ya que, como podría esperarse tratándose de un insecto, de una aberración, Samsa se deprime y, al ser encontrado su cadáver por la sirviente, es arrojado a la basura. Centrándose la acción final en el futuro matrimonio que la hermana menos de Gregor, Grete Samsa, contraerá.

La metamorfosis de Franz Kafka es una novela corta en la cual se narra la historia de Gregorio Samsa, un comerciante de telas que es convertido en un insecto de gran tamaño. Como parte de las interpretaciones de esta obra destaca la referencia hacia el trato que recibe el individuo distinto por parte de una sociedad burocrática y autoritaria, en al cual el mismo resulta en un contexto de incomprensión y aislamiento. Por otra parte también se puede interpretar como la referencia hacia la identidad del autor, la cual mantiene viva su relación judía por parte sus abuelos, en contraste con el nuevo mundo al que pertenece su padre en Praga.

Entre los personajes principales del libro destaca Gregorio Samsa, protagonista de 23 años encargado de mantener a su familia, pero quien un día simplemente despierta para descubrir que se ha convertido en un insecto, situación que lo lleva a estar en un estado incapaz para trabajar, conduciendo a los integrantes de su familia a encargarse de esta responsabilidad, pero en este contexto descubrirá la incomprensión de su familia. Grete de 16 años es la hija pequeña de esta familia y quien además se encargara de cuidar a su hermano convertido en un insecto.

El señor Samsa como padre del protagonista tiene una deuda con el jefe actual de su hijo, hecho que ha obligado a Gregorio a tener que trabajar cinco años para liquidar dicha deuda, pero con la transformación del protagonista se verá obligado a conseguir un nuevo trabajo, mientras que la Señora Samsa reflejara un estado de conmoción por el estado en el que se encuentra su hijo, que le provocara repulsión pero también despertara su instinto materno. En el libro La Metamorfosis de Franz Kafka también es posible identificar el egoísmo de un humano por el bienestar que pueden tener otros.

Uno de los autores más conocidos a nivel histórico, el praguense Franz Kafka logró, no sin cierto pesar, alcanzar la cumbre del éxito literario con solo una novela corta, que hasta la fecha sigue probando su capacidad para aterrar, más que por su surrealismo, su peso social.

Publicada a inicios del siglo pasado (102 años, exactamente), la historia nos presenta a Gregorio Samsa, un vendedor de telas que un día amanece convertido en un insecto gigante. Es a partir de ahora que se verá cómo trata inútilmente de reconstruir su vida, pasando por pruebas de fuego que involucran al resto de su familia.

La vida de un bicho

Cuando despiertas, eres un insecto. Esto expone Kafka con un individuo en el que se vio reflejado tanto, que incluso los apellidos de ambos se parecen. Kafka es el protagonista de la novela, y siente que su pensar no va acorde a lo que impone las reglas, es por eso que se autor recluye, fuera de todo control totalitario, y recurre a la soledad como único escape.

La familia, otro elemento indispensable en la historia, ve con horror el cambio de Gregorio, que, más que estarse explicando cómo fue que ocurrió, terminan compadeciendo y sintiendo lástima por la criatura, ayudándola en su vida cotidiana, pero sin encararla como en mejores tiempos.
Una conclusión bastante melancólica no deja sino un mal sabor de boca que el mismo lector tendrá a libre interpretación, considerando si fueron correctas o no las intenciones de la familia Samsa para con su hijo.

Simbología de la metamorfosis de Kafka

Claramente, Kafka quería expresar su inconformidad con la sociedad europea, que para entonces radicaba mayormente en el trabajo monótono, y veía con malos ojos al individuo diferente, aquel que no era parte de la comunidad unificada.

El colocar al protagonista como un bicho gigante, es solo una apología al aspecto trascendental de su comportamiento, que lo deja excluido de toda actividad social. La incomprensión de por qué llegó a ese estado crea un aspecto ya visto en la literatura kafkiana, y ha sido tema para innumerables debates psicológicos.

La acción transcurre en localidades escasas, y esto es debido a la simpleza con que el autor desea exponer una historia impactante. No escatima en detalles (es tan esto, que hasta la fecha se desconoce la clase de insecto a la que Kafka se refería con la transformación) y considera más apropiado el lanzarse de lleno a la trama, sacrificando elementos hermosos, característicos en narraciones cortas.

Lo que da el sello de autenticación al relato es la normalización de lo surreal, y de cómo los eventos más inusuales terminan pasándole a los hombres de buen corazón. Igual que en otra obra de Kafka, El Proceso, los acontecimientos no parecen tener un fin coherente, y se dedica más al viaje de autodescubrimiento del autor por el personaje que dar una solución como tal.

También, al igual que los demás trabajos del mismo autor, La Metamorfosis no fue querida por Kafka, y no vio su publicación sino hasta después de su fallecimiento, no pudiendo observar la importancia histórica adquirida y las repercusiones que traerían.

Puedes descargar La Metamorfosis de Franz Kafka en Libros Gratis.

Resumen de la Metamorfosis de Kafka

Uno de los grandes logros del escritor Franz Kafka, que para quien no lo conoce, es un gran nombre en el siglo 20, uno de los más elogiados, tal vez por presentar una escritura de ficción y al mismo tiempo, muy realista.

Bueno, por indicación de algunos amigos y profesores, decidí leer un poco de esa leyenda llamada Kafka. Uno de mis temas favoritos es la ciencia ficción, así que opté por este clásico, el cual es – también – uno de los principales títulos del escritor.

El libro comienza de cara nos presenta Gregor Samsa, un viajante (esto hasta el día anterior) que se despierta convertido en un insecto monstruoso. Gregor odiaba su trabajo y especialmente su jefe, pero por el hecho de dejar a su familia en una buena situación financiera nunca resolvió abandonar el cargo.

Al despertar y encontrarse con numerosas y largas patas, antenas y similares, nuestro protagonista reacciona de la manera más esperada posible, con gran susto y golpes. Kafka logró narrar todo esto de una forma muy realista, por más imposible que sea un humano despertar en el cuerpo de un insecto.

No me quiero extender mucho, pero la novela se resume en mostrar la cruel condición humana, el interés, la falta de amor y actitudes grotescas que una persona puede cometer en relación con los otros, por más cercanos que sean sólo por el hecho de no aceptar ciertas «diferencias».

Una de las cosas que más me llamó la atención en el transcurso de la historia, es el hecho de que, (al menos la edición que yo he leído) en ningún momento Kafka utilizó la palabra «cucaracha» para referirse al Gregor transformado, y lo que se ve en reseñas y sinopsis es, precisamente, «Un hombre convertido en cucaracha». Otra cosa genial (a mi ver) es el hecho de que durante la lectura ya imaginar el final como un sueño o algún tipo de ilusión del protagonista, pero muy por el contrario, el final de esta novela es completamente inesperado. Queda a su criterio descubrirlo.

El principal motivo de esta publicación es mostrar mi opinión en relación a la obra, no me mirando a los detalles, hasta por que sé que muchos aún no han leído. Quiero dejar un sabor de «quiero más» en ustedes para que busquen realmente conoce más profundamente, después de todo, el libro es bastante corto y de fácil lectura. Para ello, voy a dejar el último párrafo por curiosidad:

«El reconocimiento de esta transformación tranquilizador y, casi inconscientemente, intercambiaron miradas de aprobación total, concluyendo que se acercaba a la altura de conseguirle un buen marido. Y cuando, terminado el paseo, la hija se puso de pie antes que ellos, distendiendo el cuerpo joven, sintieron, con esto, que los nuevos sueños y sus esperanzadoras intenciones habían de llevarse a cabo.»

Por fin, la obra fue escrita en sólo 20 días en el año de 1912, sin embargo, publicada 3 años después, en 1915.

Otro resumen de La Metamorfosis de Franz Kafka

Cuento escrito por Franz Kafka, escritor checo con fluidez en alemán. La obra fue publicada en 1915, y trata sobre la vida de Gregor Samsa, el personaje principal, que se siente abrumado por el trabajo y por el desprecio de la propia familia.

Gregor Samsa es un viajante que se siente abrumado por la profesión y desmotivado por el día a día agotador de las actividades laborales que cumple estrictamente, se siente reducido a un insecto. -Se mantiene en el trabajo para pagar las deudas de los padres, sintiéndose abrumado por el trabajo y la familia.

El trabajo lo toma mentalmente y está por encima de sus propias condiciones humanas.

Grete Samsa es la hermana de Gregor Samsa.

El viajante, en una mañana se despierta con dolores en el cuerpo, sintiéndose incapaz de cumplir con su rutina de trabajo, aunque presionado por la familia y por el gerente de la empresa a la puerta de su habitación, no encontraba fuerzas para ponerse de pie y dispuesto a enfrentar a las personas y a las obligaciones del trabajo.

En la descripción del texto, Gregor sufre una metamorfosis y se convierte en un insecto incapacitado para el trabajo y las actividades humanas. Delante de su estado, hubo estranhamento y rechazo por parte de la familia y el gerente de la firma. Grete, a su hermana, a pesar de tener soluçado cuando Gregor se encontraba abatido y encerrado en la habitación, estaba ausente en la misión de traer a un médico que el socorresse y, en su ausencia, hacía falta la Gregor en el momento en el que necesitaba justificar al gerente.

Gregor, debido a su estado, se convierte en un estorbo miedo en la casa. Horas después, Gregor es aislado y encerrado en su habitación, la venida del médico es dispensada. Gregor pasa a ser tratado con distancia y con cierto nivel de desprecio. Grete Samsa, inicialmente, se presta una atención distanciada de su hermano. Debido a su asombro y temor deja restos de alimentos de la familia en la habitación de su hermano y, poco a poco, investiga lo que le agrada a ser como la de un insecto.

La hermana era responsable de mantenerlo alimentado, ella suspiraba, invoca a los santos, se daba cuenta de lo que realmente comía, pero con el pesar que cayó sobre toda la familia (madre, padre y hermana).

La familia acaba dejando Gregor aislado en la habitación y sólo su hermana se preocupa en llevar-le diversos tipos de comida, tratando de adivinar lo que le agrada. Su madre tiene miedo y no quiere verlo.

Gregor, que había asumido los gastos del hogar como viajante, pasó a ser oprimido a mantener las obligaciones de la casa. El padre tiene que buscar un trabajo de continuo, y la chica también cree un trabajo de secretaria. Gregor Samsa sobrevive en su habitación, cada vez más alejado de la naturaleza humana, aunque todavía preocupado por el destino de su familia.

Gregor, ahora era un insecto, y sentía la pérdida del afecto de los padres en relación a él, el mismo afecto se perdía en relación a su hermana. Grete Samsa se encarga del hermano de manera distante, sin buscar una solución real, porque no soportaba verlo en un cuerpo de insecto, para no escandalizá-la. Gregor se refugiaba bajo el sofá para no ser visto por ella y por nadie.

La hermana había resuelto retirar todos los muebles de la habitación de Gregor, para que él tenía todo el espacio que la de un insecto necesita tener. La madre rechazó decidiendo mantener los muebles en la esperanza de que Gregor, un día, vuelvan a la condición humana. Grete insistió y se retiró de la cabina, dejando las paredes libres. Gregor circularia libremente por las paredes de la habitación, intimidando a la entrada de todos en sus aposentos. Su hermana se dirigía a la habitación más para cumplir tareas de «mantenimiento» que para prestar algún tipo de afecto o actitud en favor de su hermano.

Poco a poco, Gregor pasó a sentirse maltratado y la familia pasó a volverse financieramente para cubrir las faltas de los ingresos de Gregor, un insecto en paro. Gregor siente el rechazo de su hermana, que, antes de salir a trabajar, dejaba en su habitación de cualquier alimento a las prisas. Gregor a molestar a los inquilinos de la casa (la familia intentaba mantener en la casa de una pensión para conseguir una renta complementaria), se convierte en el blanco de la expulsión por parte de la propia hermana.

En las palabras de Grete Samsa, que concluye su desprecio por el hermano: «Es necesario que esto vaya para afuera». En fin, Gregor, un insecto muy herido y aislado, muere sin generar compadecimentos profundos en la casa, todos comienzan a pensar en sus puestos de trabajo y en sus propias vidas.
Muriendo, es arrojado a la basura. La familia se siente libre y comienza a hacer planes para casar a la niña. Se puede decir que en esa hora Kafka inventa el realismo fantástico (a presentar en un contexto real de un hecho fantástico) y da, también, alguna muestra del expresionismo en el que se baseariam otras de sus historias, como «El Proceso» por ejemplo, en que hay la importancia de las posturas y movimientos de los personajes para crear el clima de pesadilla ofreciendo sus obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad