La borra del café

La borra del café es una novela escrita por el uruguayo Mario Benedetti y la cual fue publicada por primera vez en el año 1992. La novela está ambientada en Montevideo y originalmente cuanta con 48 capítulos.

La novela cuenta la historia de Claudio, quien retrocede hasta volver a ser un niño de cinco años y el cual rescata del pasado las anécdotas, las personas y los acontecimientos históricos que de alguna u otra forma marcaron su vida.

Es a través de ese ejercicio fragmentario del recuerdo, lo que hace posible observar la forma en la que la mirada de Benedetti se va deteniendo en anécdotas que llaman a la reflexión, y ofrece otras que todos los lectores son capaces de reconocer como claves en la vida de un niño, de un adolescente o de un adulto.

Imagen La Borra del Café

Imagen La Borra del Café

La desolación que siente el protagonista ante la muerte de la madre, el descubrimiento del amor, el acercamiento al sexo, la conciencia social, la experiencia del goce y la asunción del dolor, son el conjunto que dan forman al paso de los años y las personas a las que amamos, y que vienen a ser el fundamento de nuestra trayectoria existencial. Por eso es que resulta fácil hacer el reconocimiento de las anécdotas que plantea el escritor.

La prosa narrativa de Benedetti es realmente sublime y hace que toda la trama fluya con facilidad, donde lo que más llama la atención de la misma durante la narración es la aparición de una enigmática mujer, una higuera, eventos que ocurren todos a las 3:10, etc.; y que van cobrando mayor importancia a medida que se avanza en la lectura. Temas como el destino y las señales se articulan en la trama constantemente.

En La borra del café Mario Benedetti logra hacer un retrato de la vida cotidiana como un espejo, y donde no deja de provocar una sonrisa constante en lector por el gran humor que imprime en toda la trama pese a esa muestra de realidad a través de la profundidad de sus reflexiones sobre la vida.

De esta novela es posible decir, que se trata de esos libros que te dejan reflexionando por un buen rato, e incluso hasta días, y que cuando llegas a la conclusión de qué fue lo que pasó te das cuenta de que no había final que fuese más adecuado para esta magnífica historia, ya que cualquier otro, incluso el que de seguro muchos lectores imaginaban, hubiese dejado un sabor diferente, ese que resulta de lo obvio y que no suele causar la misma satisfacción de lo inesperado.

Aunque esta novela de Benedetti contó con poca difusión internacional no deja de ser una obra entrañable que todo ávido lector debería tener en su biblioteca, ya que una vez que te sumerges en sus páginas no puedes detenerte hasta llegar al final, además de que es una de esas historias a las que no importaría regresar una y otra vez, porque con cada lectura se descubren nuevas cosas fascinantes que invitan a la reflexión constante sobre la vida que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad