Una Extraña Sensación – Orhan Pamuk

De nuevo Estambul es el gran personaje del novelista Orhan Pamuk, premio Nobel de Literatura 2006. Situada entre Europa y Asia y conocida en el pasado como Bizancio y Constantinopla, durante siglos asimiló diferentes culturas, y formó parte de los imperios Romano, Bizantino y Otomano hasta ser incorporada a la República de Turquía en 1923, como parte de las reformas políticas de Mustafa Kemal Atatürk (1881-1938), cuando perdió el estatus de capital a Ankara. Estambul es recreada a través de los ojos de Orhan Pamuk en algunas novelas anteriores como El Libro Negro, El Museo de la Inocencia y, principalmente, en su autobiografía “Estambul”, donde la historia de su vida se confunde con la de la ciudad y se destaca la melancolía del eterno conflicto entre modernización y tradición.

En la novela, que fue lanzada en 2014, el punto de vista del autor es el de la población más pobre, obligada a emigrar de las lejanas aldeas en el interior de Turquía en busca de mejores condiciones de vida, representada por Mevlut Karataş, vendedor ambulante, su familia y amigos, en el período comprendido entre 1969 y 2012. La elección de un vendedor ambulante, que circula por todos los barrios de la ciudad con botes de yogur, arroz, guisantes y boza, típica bebida turca, hecha de trigo fermentado y bajo contenido alcohólico, fue una decisión acertada porque el protagonista se mantiene en contacto con personas de todos los tipos de credos políticos y religiosos, lo que permite al autor mostrar la vida cotidiana de diferentes clases sociales, las minorías étnicas y el impacto del desarrollo en la urbanización forzada, así como los acontecimientos locales y mundiales, a lo largo de los últimos cincuenta años, en cada región de Estambul.

Otra estrategia acertada de Orhan Pamuk, para integrar al lector en el universo de sus personajes, fue la utilización de una narrativa tradicional en tercera persona, por medio de un narrador impersonal y omnisciente, que se intercala con fragmentos en primera persona de cada personaje, ofreciendo un mayor dinamismo y voces con diferentes puntos de vista, algunas veces en conflicto, para un mismo evento.

Las mujeres, por ejemplo, a pesar de dominadas por una sociedad muy patriarcal, con costumbres antiguas como los matrimonios entre las familias y el uso del velo, terminan ejerciendo el poder de decisión de forma indirecta, debido a su inteligencia y creatividad, esto se hace evidente en varias partes de la novela, evidenciando aún más el conflicto entre el islam y el laicismo. El fragmento que aparece a continuación, una reflexión en primera persona de la esposa de Mevlut, Rayiha, al tratar de influir en la elección del nombre para el segundo hijo (después de la frustración del primer haber sido una niña, Fatma) y, antes de saber si sería niño o niña, es bien representativo de este dominio masculino.

La riqueza de las voces narrativas y el propio “extrañamiento” provocado en el lector occidental al encontrarse con otras culturas, lugares y una lengua tan peculiar, hacen de la novela un descubrimiento a cada página. El hilo conductor de toda la historia es la pasión de Mevlut por una de las tres hermanas — Vediha, Rayiha y Samiha — que sólo se vislumbra rápidamente en una fiesta de bodas. Enamorado de esta joven, Samiha, él escribe cartas de amor por tres años y puede convencer a huir con él, pero cuando logra concretar su plan, durante el viaje a Estambul, descubre que la chica no es la misma que él conoció y sí a su hermana, pero vieja, Rayiha. En una confusa mezcla de vergüenza y generosidad, él decide quedarse con ella. En el transcurso del libro, el lector se encuentra conociendo de a poco como se arregla esta situación y el verdadero papel de cada personaje.

Complementan la novela una cronología de 1954 hasta el 2012 para recordar la historia reciente de Turquía, un índice que se muestra muy útil debido a los difíciles nombres de los personajes, así como un árbol genealógico de las familias de los hermanos Hasan Aktas y Mustafa Karataş. En fin, un libro importante para entender mejor la situación política turca actual y su influencia en el Medio Oriente. Un trabajo de gran sensibilidad de Orhan Pamuk, que puede mostrar, por medio de la magia de la literatura, esta “extraña sensación” humana que nos hace amar una ciudad y descubrir cómo podemos ser iguales, viviendo en culturas tan diferentes.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad