Sólo escucha

Podríamos pensar, cuando comenzamos con “Sólo escucha”, que Annabel Green es una chica afortunada y que, sobre todas las cosas, se siente feliz; después de todo, no hace mucho fue seleccionada para aparecer en un anuncio de televisión.

No obstante, en su vida cotidiana nada parece ser sencillo: tiene un profundo sentimiento de soledad, su mejor amiga, Sophie, le ha dado la espalda, y su hermana padece de severos trastornos alimenticios que la tienen preocupada tanto a ella como a su familia; sin embargo, Annabel conocerá a un chico, Owen, obsesionado con la música, que la hará reflexionar sobre su vida.

La narración se inicia con un nuevo año escolar, con la vuelta de Annabel a la escuela – lugar en el que todos sus miedos salen a la luz, recordando constantemente el día en que su vida cambió y se va desarrollando con el transcurso de los meses, que nos muestra el prejuicio y la soledad que se encuentra en el entorno escolar, además de la forma en que Annabel se acerca a las personas, con cierto recelo y temor.

Al pasar el tiempo la joven también se va introduciendo en su día a día familiar, explicando todos los problemas a los que se enfrentó y, de cierta forma, explicándonos el por qué prefiere guardar tantos secretos. Y hablando de secretos, podría decirse que eso es lo que motiva la curiosidad del lector, saber lo que Annabel oculta; aunque cabe señalar que el punto fuerte del libro se encuentra en el sentimiento que tal misterio implica, en por lo que lector termina ansioso y esperanzado, deseando la curación y la transformación de este personaje.

La narración de “Sólo escucha” nos vuelve empáticos con la situación de Annabel; y conforme avanzamos en la lectura deseamos cada vez más que venza sus miedos, que hable sobre sus traumas y secretos, y es por eso que devoramos su historia.

“Ya sea una canción, una persona o una historia, no hay como saber algo cuando se conoce sólo una parte, cuando sólo se echa un vistazo.”

La escritura de la autora realmente te dejará marcado, después de todo, habla de temas sumamente fuertes, con una veracidad que llega, en ocasiones a chocar; aunque no debemos de malinterpretar esto y tomarlo como un rasgo negativo, al contrario, ya que le da mucha mayor fuerza a la obra. Por supuesto que tenemos algunos momentos muchos más tranquilos y, podríamos decir, incluso cómicos; pero aun así se trata de una historia familiar tan real y dolorosa, que transforma la ficción en algo muy similar a la realidad.

“Sólo escucha” es una novela que te conmoverá profundamente, no sólo por la situación en que se encuentra la protagonista y porque fácilmente podemos llegar a empatizar con ella, sino porque refleja situaciones que fácilmente podemos observar en la vida real. Esta obra es perfecta, como su título lo dice, sólo para escuchar; siendo lo ideal guardar nuestras opiniones para el momento en que terminemos de leerla.

Esta conmovedora novela fue escrita por Sarah Dessen, nacida en Illinois, Estados Unidos, en 1970.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad