Los relojes, Agatha Christie

Colin Lamb es un agente del servicio secreto. Al visitar el condominio Wilbraham Crescent, en la ciudad de Crowdean, termina por ser involucrado en la investigación de un extraño asesinato ocurrido en aquel lugar: un hombre desconocido fue encontrado apuñalado en la sala de la casa número 19, cuya propietaria es una señora ciega, Señora Pebmarsh. En la escena del crimen se encuentran cuatro relojes que marcan la misma hora, 4h13, pero que no pertenecen a la dueña de la casa. Quien descubrió el cuerpo fue la estenógrafa Sheila Webb, que había recibido órdenes de trabajo para la señorita Pebmarsh, sólo que ésta no había solicitado ningún servicio.

El caso parece complejo y Colin Lamb decide desafiar a su amigo Hércules Poirot a desentrañar el misterio sin levantarse de su sillón. Sólo con la información recibida de su amigo Poirot, Lamb puede sugerir una hipótesis viable para la solución del enigma.

“Los Relojes” es un libro bien escrito, con una buena narrativa y una premisa inteligente. El inicio y el final del libro son cautivadores y eso, sin duda, es un plus a la hora de que el lector continúe con la lectura. Saber cómo la autora iba a resolver el caso y cómo se presentarían las soluciones por medio de Hercules Poriot son dos de los mayores placeres que podremos encontrar en la trama.

El medio de un libro debe contener elementos que hagan que la lectura sea interesante, y cuando se trata de un libro con el sello policiaco y una pista de suspense, el medio, el contexto, pasa a jugar un papel fundamental.

Portada de Los relojes de Agatha Christie

Portada de Los relojes de Agatha Christie

En “Los Relojes” tenemos un delito confuso, con pocas pistas y que tiene similitudes con otro delito que ocurre a lo largo de la historia. De inicio, no sabemos que Hercules Poriot ha desenmascarando el caso; sino que leemos cómo Colin Lamb se encuentra trabajando y poniendo sus habilidades en la práctica.

Es visible que Colin tiene ciertas limitaciones y es por eso que, en cierto punto de la historia, se ve obligado a entrar en contacto con Hercules Poriot, en un intento de que su amigo (también un detective famoso) le ayude a desentrañar este caso que no logra entender.

La entrada de Hercules en la historia es muy importante, ya que se presenta como un persona sumamente significativo y aclarativo para el lector, quien puede resultar confundido con el accionar de Colin. Y con su rapidez de pensamiento, el delito es bien resuelto y explicado.

En esta historia se demuestra la fascinación de Agatha por Poriot y, lógicamente, la maestría de la autora a la hora de narrar historias policiacas y detectivescas; en algunos casos, al más puro estilo de Sir Arthur Conan Doyle.

Sobre la autora: Agatha Mary Clarissa Mallowan (Torquay, Devon, Inglaterra, Reino Unido, 15 de septiembre de 1890 — Wallingford, Oxfordshire, Inglaterra, Reino Unido, 12 de enero de 1976), mundialmente conocida como Agatha Christie, fue una escritora británica, autora de más de ochenta libros. Sus libros son de los más traducidos en todo el mundo, superada sólo por la Biblia y las obras de Shakespeare, con más de 4 millones de copias vendidas en diversas lenguas.

Conocida como la Duquesa de la Muerte, la Reina del Crimen, entre otros títulos, fue creadora de los famosos personajes de Hercule Poirot, Miss Marple, Tommy y Tuppence Beresford y Parker Pyne, entre otros. Agatha Christie escribió también con el seudónimo de Mary Westmacott.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad