Los Pilares de la Tierra

En los Pilares de la Tierra queda claro por qué de Ken Follet es conocido principalmente por sus novelas históricas. Comenzando en el año 1123 y terminando en 1174, el libro muestra el recorrido de toda una generación, como los personajes cambian el entorno en donde viven y todo lo que hacen para sobrevivir.

La historia del libro, sin embargo, no se centra en los acontecimientos reales, sino que los utiliza para crear el clima del libro y su influencia con el fin de motivar los conflictos de la trama.

Personajes históricos como el Rey Esteban (Esteban) y la Reina Matilda figuran en diversos puntos del libro; sin embargo, sólo funcionan como personajes de apoyo. Los Pilares de la Tierra muestra el desarrollo de la pequeña ciudad de Kingsbridge, y principalmente, la construcción de la catedral de la ciudad.

Tanto como el período conflictivo de la época, la Catedral de Kingsbridge es uno de los mayores motivadores para la historia del libro. Con su construcción finalizada después de casi treinta años, la majestuosa iglesia gótica transforma la forma de vida de los habitantes de la ciudad, así como la reputación de la misma y la economía del feudo de Shiring; provocando la envidia y el disgusto de sus enemigos. Períodos de pobreza, dificultades administrativas, ataques a la ciudad y años de mala cosecha son algunos de los diversos problemas que retrasan la construcción de la catedral y dificultan la vida de Kingsbridge.

Los personajes principales del libro son todos ficticios y provienen de diversos segmentos sociales. Algunos de ellos son: el prior Philip, un religioso justo y determinado a mejorar la situación del priorato de Kingsbridge, Tom, un constructor que sueña con construir su propia catedral; Jack, hijastro de Tom que toma el sueño de su padrastro como su herencia; y Aliena y William, dos hijos de la pequeña nobleza, miembros de familias que se convirtieron en enemigas.

Durante el paso de los años, es posible visualizar no sólo la evolución de Kingsbridge, sino también la de algunos personajes que circulan por la ciudad. Jack comienza como un chico excéntrico y elegante pero sin mucho contacto social, por haber vivido toda la vida en el bosque; sin embargo, con el pasar de los años, se enamora la arquitectura y la construcción, además de la matemática, por lo que se vuelve un gran constructor. Aliena, a su vez, comienza como una joven rica y que no necesita esforzarse demasiado, pero pierde a su padre, su casa, y la región que su familia comandaba, teniendo que aprender a cuidar de sí mientras cuida y patrocina a su hermano menor como caballero.

La narrativa utilizada en el libro es en tercera persona, pero centrada en diferentes personajes a lo largo de los capítulos y Ken Follet intenta aprovechar al máximo este recurso.

A pesar de tocar temas religiosos, como la construcción de la catedral, y dramas personales y familiares de varios personajes, la trama de los Pilares de la Tierra, como un todo, muestra una historia de intriga política. Todo se encuentra, de una forma o de otra, centrado en Kingsbridge, pero son las maniobras políticas, las traiciones y las envidias las que van poco a poco cambiando la situación del feudo de Shiring; mostrando que la trama se encuentra impulsada por la oposición de diversos intereses y la vida de las personas de la región.

En resumen, Los Pilares de la Tierra es un libro ideal para los amantes de las novelas históricas, con una narrativa fluida y cautivante.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad