Los libros de papel resisten y son más leídos que los e-books

Casi 4 de cada 10 personas no sólo prefieren el libro físico (los libros de papel), ya que no leen en un e-book ni muertos. Les gusta realmente el olor y la sensación del papel impreso en las manos.

No estamos leyendo menos. Incluso con todas las distracciones de la actualidad, los estadounidenses todavía leen una media de 6 libros al año y esa cantidad no ha cambiado en los últimos 5 años.

Este es solo uno de los mitos acerca de la lectura que el Instituto Pew quiere desmentir. Una nueva investigación realizada por allí muestra que el escenario fatalista con respecto a los libros es bastante exagerado: seguimos con el mismo patrón de lectura y los libros impresos están lejos de morir. En realidad, al contrario de la música, donde el digital ya representa el 45% de las ventas, contra el 39% de los CDs físicos las páginas de papel aún son nuestra forma preferida de leer.

El Instituto comenzó a estudiar a los lectores en 2011. Desde entonces, poco ha cambiado en nuestros hábitos de lectura. La mayoría de los estadounidenses todavía prefieren los libros de papel: el 65% de los lectores han leído un libro impreso por lo menos una vez en el último año y un 38% de ellos se niega a leer libros en cualquier formato digital.

Nuestros queridos libros de papel

Nuestros queridos libros de papel

De hecho, el índice de lectura de e-books es mucho menor: no pasa de un 28%. Los audiolibros, entonces, tienen menos éxito aún, fueron consumidos por el 14% de los 1.520 estadounidenses encuestados por el estudio. El último gran cambio en el escenario digital había sido entre el 2011 y el 2014, cuando el consumo de e-books creció del 11% al 28% actual.

El mercado digital no está creciendo, pero está cambiando. Si antes se destacaban los Kindles y otros aparatos específicos para la lectura de los e-books, ahora está aumentando el número de personas que leen en los teléfonos inteligentes y las tabletas. Este crecimiento fue mayor, especialmente entre los grupos de escolaridad más baja, que tradicionalmente leen menos libros, pero parecen haber desarrollado una preferencia por leer en el teléfono móvil.

Lo que los investigadores creen que es que el smartphone está convirtiendo la lectura digital en algo más accesible para la población y que, en general, la lectura se convirtió en un hábito “multimodal”: usted va a elegir el formato que mejor se adapta a la cama, al metro lleno de gente o a la silla de playa, pero va a continuar leyendo tanto como antes.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad