Las sombras de Longbourn – Jo Baker

Jo Baker se inspira en algunas obras y personajes de Jane Austen para crear sus personajes. Por ejemplo, en Las sombras de Longbourn podemos conocer al Sr. y la Sra. Hill, antiguos empleados de la familia; la protagonista, Sarah, una chica que desea algo más allá que su rutina agotadora en la propiedad de Longbourn; y James, un recién llegado con un misterioso pasado que de pronto siente afección por Sarah. Siguiendo la tradición austeniana, entre los dos se interpone otro personaje: Ptolemy Bingley, un empleado que también se interesa por Sarah. La construcción de los personajes se hace con destreza: sus historias, sentimientos y motivaciones son verosímiles; haciendo que nos preocupemos por el destino, en especial, de Sarah y James.

La investigación histórica necesaria para escribir Las sombras de Longbourn claramente fue extensa, y describe con facilidad la época de la novela, explorando desde los acontecimientos históricos hasta los más pequeños detalles de la etiqueta y del día a día de los empleados. Sin embargo, todo este conocimiento a veces llega a pesar: el libro es extenso, y la autora describe al agotamiento procedimientos y trabajos que la propia Sarah no soporta más.

Por más que la premisa sea una historia paralela, un conocimiento de la obra de Austen ayuda, y mucho, en la comprensión del libro. No sabemos si la autora esperaba atraer sólo a los fans de Orgullo y Prejuicio, pero no da grandes explicaciones sobre lo que está ocurriendo en la vida de la familia Bennet, y me imagino que alguien que no haya leído la obra de Austen (o visto algunas de las adaptaciones – recomendamos la miniserie de 1995 y la película de 2005) terminará un poco perdido entre tantos nombres y eventos.

Por ello, nuestra mayor crítica a la presente novela es, precisamente, la dependencia a la obra de Austen. Las grandes revelaciones de Las sombras de Longbourn están íntimamente ligadas a los Bennet, y no de modo directo; ya que, a medida que la historia avanza y Sarah interactúa con los personajes principales de Austen, nos parecen menos amables. Baker intenta hacer hincapié en la diferencia de clases y la mirada un tanto condescendiente e indiferente de los jefes en relación con los empleados. Este, por supuesto, es un riesgo que corre cualquier obra que se apoya en un libro tan querido. Aunque es posible que otros lectores tengan reacciones muy distintas, y no tengan ningún problema en aceptar el universo de Baker.

En conclusión, es una obra interesante para los amantes de las novelas históricas, pero no nos arriesgamos a afirmar que gustará a todos los fans de Jane Austen. Y es que, una vez que hayamos terminado el libro, nos asaltará la duda: ¿cómo hubiera sido la novela si los personajes hubieran sido completamente nuevos en vez de hacer referencia a los personajes de la novela de Jane Austen?

Sin embargo, si eres amante de Austen; o bien, en especial, de Orgullo y Prejuicio; sin duda es una novela recomendable para ti.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad