Las escritoras pioneras del feminismo

En este post, hablaremos de algunas autoras feministas consideradas como pioneras del feminismo; sin duda, esenciales para conocer mejor las bases de este movimiento:

Mary Wollstonecraft fue una filósofa, activista y escritora que vivió en medio del turbulento período político y social: la Revolución Francesa. Además de los ideales de libertad, igualdad y fraternidad, Wollstonecraft fue pionera en hablar del feminismo.

Nacida en Londres el 27 de abril de 1759, Mary vivió una vida convencional. Durante su carrera, escribió novelas, libros de viajes e incluso narraciones para niños, pero fue con la obra de “Un reclamo por los derechos de la mujer”, publicada en 1792, que quedó marcada en la historia de la literatura y del movimiento Feminista. El libro es uno de los primeros y más importantes documentos que abordan los derechos básicos de las mujeres, además de plantear preguntas impensables para la época, como cual era el lugar de la mujer en la sociedad. Defensora de la línea de ideales racionales de la Ilustración, Mary Wollstonecraft creía que el pensamiento de la inferioridad de la mujer respecto al hombre tenía su origen en la poca escolaridad que era ofrecida a las chicas en aquel tiempo. La autora luchaba por una sociedad basada en la razón, en que las mujeres debían ser tratadas como seres racionales. Además de haber sido pionera en la escritura de libros que abordan el feminismo, Mary era la madre de la también escritora Mary Shelley, autora del clásico de ciencia ficción, “Frankenstein”.

Si los inicios del movimiento feminista fueran divididos en una línea del tiempo, justo después de la popularidad del libro de Mary Wollstonecraft, aparece Gertrude Stein. La autora, nacida el 3 de febrero de 1874 en los Estados Unidos, es más conocida por haber sido el brazo derecho de autores consagrados como T. S. Eliot, Ernest Hemingway y F. Scott Fitzgerald, pero su legado fue mucho más allá. Lesbiana y defensora de los ideales vanguardistas en relación al arte y la literatura, escribió el libro “La autobiografía de Alice B. Toklas”, una obra que dictó el pensamiento literario que dominó la generación de la década de 1920, 1930 y 1940. Sin embargo, se trata de una autobiografía de la compañera de más de 25 años de Gertrude. Su importancia se basa en la capacidad de la autora de hablar acerca de la banalidad de la vida del Hombre, estableciendo una analogía entre el ritmo de la vida en sociedad, con una narrativa continua. Además, Stein fue la creadora de la expresión Lost Generation (Generación Perdida), que clasificaba el grupo de escritores americanos que vivían en Europa en los años 1920.

Posteriormente, pero todavía presentes en esta primera fase, se encuentran dos autoras clásicas, como Virginia Woolf y Simone de Beauvoir. La obra de Woolf, “Una habitación propia” de 1929, aborda el prejuicio y las dificultades que las mujeres encontraban en aquel tiempo, y que querían dedicar sus vidas a la literatura.

Virginia Woolf, pionera del feminismo

Por su parte, conocida por su trabajo en los campos de la Filosofía y la Sociología, Simone de Beauvoir es una de las principales escritoras que han discutido en sus obras los derechos de la mujer y su lugar en la sociedad. Nacida en París, el 9 de enero de 1908, Beauvoir era una teórico social francesa que tuvo bastante influencia en la filosofía Existencialista, incorporándola, en buena medida, en la Teoría Feminista. La escritora publicó obras que se estudian no sólo en los medios académicos del mundo entero, sino también en las ruedas de debates sobre el tema. Entre ellas, están “El segundo sexo” y “La mujer rota”. Simone de Beauvoir practicó sus ideales y dedicó su vida a los estudios académicos, el activismo político, la búsqueda de la igualdad, la educación y, principalmente, el cuestionamiento de tabúes y del status quo en la vida de las mujeres.

En la llamada “segunda ola” del feminismo, la famosa autora de obras de ciencia ficción y fantasía, Ursula K. Le Guin, siempre colocó al feminismo en el centro de sus historias. Su madre, Theodora Kroeber, sólo se convirtió en escritora a partir de los 60 años, debido a la presión de la sociedad en relación a las supuestas obligaciones y prioridades de las mujeres, en lo que respecta a formar una familia, estar a cargo del cuidado del hogar, casarse, etc. Ursula K. Le Guin es autora de libros aclamados, entre los que sobresale “Los desposeídos”.

Otra autora que innovó, esta vez mediante una trama distópica, fue Margaret Atwood. Nacida el 18 de noviembre de 1939, en su libro “El cuento de la criada”, en el cual Atwood narra la vida de un futuro apocalíptico, donde la sociedad es dominada por un movimiento totalitario y fundamentalista cristiano, que marcó la historia de los libros que tratan sobre el tema en narraciones que escapan de lo común, eligiendo protagonistas femeninos fuertes y con atractivo heroico – una característica que antes era típica de personajes masculinos.

Atwood, pionera del feminismo

La tercera y última ola del feminismo comenzó en 1990 y se extiende hasta el día de hoy. En esta fase, los conceptos previamente aceptados del movimiento son presentados en vista de la realidad de miles de mujeres. Por lo que, a partir de este momento, el número de escritoras, prácticamente, se multiplica; concibiendo obras revolucionarias en las que se continúa reivindicando la figura femenina en la sociedades contemporáneas.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad