La Promesa – Harlan Coben

El rostro de Katie Rochester está en los periódicos. Sus padres, inconsolables, aparecen en la televisión pidiendo cualquier información. La policía no tiene certeza acerca de la historia, pues antes de desaparecer, la chica, que es mayor de edad, retiró el banco cierta cantidad de dinero.

Las teorías sobre una posible huida de la casa son obvias. Sin embargo, después de meses, la doctora Edna Skylar reconoce la joven, con un corte de cabello y un aspecto diferentes, y de la mano con un hombre. Al acercarse, la petición de la joven no deja sospechas: «no digas a nadie que me viste».

Myron Bolitar ahora lleva una vida diferente. Tras la superación de antiguas relaciones, problemas con la empresa y el distanciamiento con su hijo, al que conoció hace poco más de siete años, sigue su vida. Siempre con su fiel y excéntrico escudero Win, busca llenar las lagunas que aún existen en sus días y enterrar este complejo de tratar ser siempre el héroe que va al rescate de los indefensos. Cierta noche escucha a dos hermosas adolescentes conversando en el sótano de su casa (pues se encontraban ahí debido a una fiesta que había organizado) y movido por algo que no sabe explicar, les pide que lo llamen cuando estén en problemas, sin preguntas.

«Por favor, escuchen, ¿está bien? Si algún día están en un problema, si salen a beber, si sus amigos están bebiendo, si están ebrias o en problemas… Prometan que me llamarán. […] No voy a hacer ninguna pregunta. No lo voy a contar a sus padres. Es mi promesa.»

Pasados algunos días, a las 2:17 de la noche, recibe una llamada telefónica de una de las jóvenes que estaban en el sótano. Parece nerviosa y le pide que la busque en un lugar determinado de la ciudad. Al llegar ella le pide que la lleve a la casa de una amiga y, lo más importante, que no le cuente nada a nadie. Siguiendo con su promesa, se entera que la joven ha desaparecido y, así, las sospechas recaen sobre él.

Más tarde, la otra joven, sigue los mismos pasos de su amiga desaparecida. ¿Será todo una gran coincidencia? En este momento, Myron entra en una peligrosa carrera en busca de la chica y la verdad detrás de todas estas desapariciones.

Podemos decir que Harlan Coben nunca decepciona. Con una escritura fluida y diálogos envolventes, conduce al lector de manera suave. En esta historia llena de giros aporta todos los elementos necesarios para hacer que nos quedemos siempre llenos de dudas hasta la última página. Como ya es un clásico en sus obras, el final siempre es sorprendente, haciendo una revelación aterrorizante que nunca imaginamos.

Además de ser una buena historia, de esas que entran en el inframundo y muestran el lado más violento y sádico del ser humano, la forma en que el protagonista y Win se relacionan es espectacular. El libro fluye tan rápido que parece una película, donde casi podemos ver a los personajes como los actores. Seguimos las pistas y nos decepcionamos cuando nos encontramos con un callejón sin salida. Nos rompemos la cabeza tratando de unir estos fragmentos y, a veces, dudamos de algunas personas que están involucradas. Nada parece tener sentido y la confianza pasa a ser una palabra bastante delicada en la trama.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad