La Luz Que Perdimos – Jill Santopolo

Lucy y Gabe se conocen en la universidad en la mañana del 11 de septiembre de 2001. En el mismo instante, dos aviones chocan con las Torres Gemelas. Al ver las llamas arder en Nueva York, deciden que quieren hacer algo importante con sus vidas, algo que promueva una diferencia en el mundo. Cuando se ven de nuevo, un año después, parece un encuentro predestinado. Sólo que Gabe es enviado a Oriente Medio como fotoperiodista y Lucy inicia su carrera profesional en Nueva York.

En los trece años siguientes, el camino de ambos se cruza y se aleja muchas veces, en una odisea de sueños, deseos, celos, traición y, por encima de todo, amor. Lucy comienza una relación con el hermoso y confiable Darren, mientras Gabe viaja por el mundo. Incluso separados por la distancia, nunca dejan de quererse. A lo largo de esa jornada emocional, Lucy comienza a hacerse preguntas fundamentales sobre el destino y el libre albedrío: ¿fue el destino el que los unió? Y, ahora, ¿es por elección propia que están separados?

Para empezar, es importante aclarar que siempre que leo un libro nuevo, principalmente novelas, trato de saber lo menos posible de las historias para evitar crear expectativas o incluso recibir spoilers (que hoy por desgracia es muy común en internet). Con este libro, me interesé por la sinopsis y me decidí a embarcarme en este viaje a Nueva York y conocer un poco más de Lucy y Gabe y su historia de amor.

Resumen de La luz que perdimos

En La Luz Que Perdimos conocemos la historia de Lucy y Gabe, ambos se conocen en la universidad en la que estudiaban en Nueva York, en el día del atentado terrorista al World Trade Center en septiembre de 2001. A partir de ahí vamos acompañando a Lucy recordando cada momento que ambos vivieron en los años siguientes, entendemos como el destino hizo que cada uno siguiera por un camino diferente y como llegaron a la actualidad, 17 años después de aquel día que quedó marcado en la memoria del mundo entero.

Es imposible no leer los recuerdos de Lucy y no se detuvo a reflexionar sobre nuestra propia vida y las decisiones que tomamos para llegar a donde estamos hoy. Y este, sin duda alguna, fue el gran triunfo de la autora para poder conectarse a nosotros, lectores. Toda la historia fue escrita como si estuviéramos leyendo un diario con las memorias de Lucy, llevando al lector a algo de lo que no hacemos idea de lo que puede ser.

Lucy y Gabe, a pesar de alejarse con el tiempo, se reúnen a lo largo de estos 17 años por varias veces. A cada nuevo encuentro, a pesar de la llama del primer amor, ambos están cada vez más distantes de lo que el destino construyó en aquel 11 de septiembre, y eso es doloroso para el lector. Aquí en esta historia el gran dilema, y es justamente este, y es en ese punto en el que la autora consigue dar en el clavo con nuestro corazón.

Análisis de La luz que perdimos

La lectura de este libro es simple, rápida y directa. Con poco más de 270 páginas, la autora no hace rodeos, no enrolla el lector y va directo al punto para todas las emociones que desea volcar en nosotros. El libro es una poesía para las personas que gustan de las historias de amor y todo su desarrollo.

En su novela de debut, Jill Santopolo puede dejar su marca y muestra el gran potencial que tiene para convertirse en una de las grandes escritoras de novela para los próximos años. La autora entrega al lector una novela audaz y sorprendente, haciendo que reflexionemos sobre los caminos que la vida nos lleva y consigue atrapar al lector a cada página.

Imagen La Luz que perdimos

La autora de La luz que perdimos es Jill Santopolo

Jill Santopolo es autora de series infantiles y juuveniles de éxito, además de directora editorial de la Philomel Books, sello infantil de la Penguin. Formada en la Universidad de Columbia, da clases de escritura creativa en la New School, en Nueva York. La luz que hemos perdido, su primera novela para el público adulto, se ha traducido a 34 países y ha tenido los derechos vendidos para una adaptación cinematográfica.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad