La Corona – Kiera Cass

Kiera Cass tiene una increíble capacidad que crear un universo fascinante, romántico y muy envolvente. Tanto es así que, a pesar de los numerosos puntos negativos que pueden resaltarse de este libro, no terminan por afectar en la trama envolvente y el detalle de los personajes. Así, a pesar de que La Corona no es el mejor libro de la autora (o incluso de esta serie), es una novela que debe de ser leída por los seguidores de Cass; o bien, de la serie.

Al igual que su predecesor, La Corona tiene como telón de fondo una Iléa veinte años más vieja. Maxon y su elegida ya fueron coronadas y en los últimos años se han implementado varios cambios sociales y políticos – como habían prometido, hicieron todo lo posible para disminuir las diferencias entre las clases y para crear un reino más igualitario. Y aquí es donde entra nuestro protagonista: Eadlyn, la princesa y futura reina. Quien ya ha asumido el reino, y mientras intenta conquistar a la población y demostrar que será una líder tan buena como su padre, participa de su propia selección en busca de un marido y futuro rey.

El hecho es que la selección de la princesa no comienza nada bien y, para empeorar las cosas, necesita acelerar el proceso. Sin embargo, la selección ha cambiado Eadlyn y por primera vez en la vida quiere algo con lo que nunca soñó: una vida libre de cargas y un amor tan fuerte como el de sus padres.

Por primera vez, Kiera Cass le da un enfoque político a la trama. Desde el primer libro, la autora habla sobre la división de clases, la segregación social y la pobreza; sin embargo, estos aspectos fueron eclipsados por la novela, por los hermosos vestidos y, principalmente, por el proceso de selección. Sin embargo, el hecho de que Eadlyn sea una líder nata y coloque a sus súbditos como prioridad, permite que su historia se enfoque en los problemas políticos de Iléa y las necesidades de la población.

Así, leemos acerca de la rutina de la reina, sus obligaciones y la toma de decisiones, y su lucha para complacer y mejor la vida de sus súbditos. Esto vuelve la narrativa mucho más política y verdadera, en donde la protagonista presenta diversas dudas y dilemas acerca de cómo debe administrar el reino. Aunque es cierto que el tema político es más ligero y superficial – después de todo, estamos hablando de una novela ligera, por lo que podemos encontrar un equilibrio entre la trama y el contexto social y político de la narración.

Sin embargo, podemos encontrar algunos errores, y es que la autora se enfoca tanto en la rutina de la princesa que, por desgracia, la novela queda en segundo plano. La sensación es que muchas cosas ocurren en pocas páginas: dramas y decisiones políticas, la revuelta de la población, crecimiento y maduración de la protagonista, coronación y, sólo entonces, el desenlace romántico.

Aun así, incluso cuando parece que todo sucede muy rápido y abrupto, es imposible negar que se trata de una obra que te hará suspirar y, sobre todo, divertirte. Como dije al principio, incluso con los puntos negativos es muy fácil enamorarse de la trama. Kiera tiene una manera deliciosa de escribir y un talento único para atrapar a sus lectores. La Corona no es un libro maravilloso, pero cierra de una buena forma la serie de Cass. Para los fans, vale mucho la pena leerlo. Y para aquellos que quieren empezar: lean al menos los tres primeros volúmenes, estamos seguros de que no van a arrepentirse.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad