La ciudad cerrada – Ryan Graudin

La ciudad cerrada es un terreno con calles estrechas y sucias, donde viven traficantes, asesinos y prostitutas. Es también donde vive Dai, un chico con un pasado que lo atormenta. Para lograr su libertad, tendrá que involucrarse con la principal banda y formar pareja con alguien que puede hacer entregas de drogas muy rápido. Alguien como Jin, una chica ágil y elegante que pretende ser un niño para permanecer en seguridad y buscar a su hermana, Mei Yee quien se encuentra más cerca de lo que ella imagina: atrapada en un burdel, soñando con escapar… hasta que Dai se cruza en su camino. Inspirado en un lugar que existió, esta novela llena de adrenalina acompaña a tres jóvenes unidos por el destino en un intento desesperado de escapar de este laberinto.

La ciudad amurallada es una obra que sorprende por ir más allá de los estereotipos tan comunes en la literatura juvenil. Como era de esperar, la trama trae acción, fantasía y romance, sin embargo, encanta también por abordar temas muy reales y reflexivos. Los tres personajes principales son inmaduros en muchos sentidos; sin embargo, han pasado por muchas pruebas que reflejan el peso de la soledad, de la pobreza, del hambre; así como los años de abuso físico, moral y sexual. Siendo así, la historia que puede parecer en un inicio una fantasía juvenil, llena de aventura y misterio, se transforma en una historia marcada por el dolor de los protagonistas.

Hank Nam, más conocida como la ciudad amurallada, ya que es un territorio de refugio político. Después de la guerra, la región quedó legalmente abandonada, sirviendo de refugio para bandidos y personas sin hogar de las ciudades vecinas. Así, sin la atenta mirada de un gobierno presente, la ciudad fue creciendo de forma precaria y desatenta, dando espacio al avance de la delincuencia y la pobreza. La descripción dada por la autora es que el lugar es el refugio de la escoria de la sociedad, y físicamente alberga a más personas de lo que podría. Y es en esta ciudad cerrada que no hay un mísero resquicio de bondad; en ella prácticamente todo se ha dañado o herido.

El sufrimiento está en todas partes. Arrastrándose dentro de los talleres de acero y tejidos, donde los trabajadores se curvan sobre las máquinas durante catorce horas del día, todos los días. Corriendo entre las prostitutas adictas y los adolescentes marcados por cuchillos. Al acecho de las mesas en las que los borrachos juegan dinero.

El libro es narrado bajo tres puntos de vista: el de Dai, el de Mei Yee, y el de Jin. La historia de Dai es la de un muchacho que lo tenía todo, pero se involucró con las personas equivocadas y acabó sin nada. Jin es una joven guerrera que pasó años abusada por su padre alcohólico y que ahora roba para sobrevivir. Y Mei Yee fue vendida y transformada en un objeto, y en las manos de hombres sin escrúpulos, fue perdiendo su inocencia de niña y la fe en la humanidad. Por tanto, la cuestión no es la conmoción generada por tales historias, sino la reflexión.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad