La Casa de los Espíritus

Trueba, una palabra que causará un sinfín de emociones a lo largo de la historia espejo del paisaje vivido por Isabel Allende en Chile y Venezuela, cuando apenas estaba considerando sacar su primera novela, la cual la llevaría al éxito casi inmediatamente.

La Casa de los Espíritus cuenta las vivencias de la familia Trueba, con su cabecilla y protagonista principal, Esteban Trueba, junto a tres generaciones, comenzando con su esposa Clara, pasando por su hija Blanca y terminando por la nieta Alba.

La novela es la primera de la escritora chilena y planea ser un reflejo y crítica de la sociedad política de varios países latinoamericanos de los años 70’ y 80’; es tanto así, que en ningún momento de la novela se hace mención explícita del país en que transcurren los hechos.

Este fue el libro que inicio con la pequeña tradición de la escritora sobre comenzar sus novelas un 8 de enero; costumbre que ha mantenido hasta la fecha. Fue publicado durante su exilio en Venezuela, y es reconocida por ser una de las obras que mejor saben exponer el género latinoamericano del realismo mágico, mismo que impulsó el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

La casa de los espíritus - Isabel Allende

La casa de los espíritus – Isabel Allende

La casa

Esteban Trueba, tras perder a su hermosa prometida, Rosa, a una edad muy temprana, se casa con su hermana menor, Clara, quien posee el don de la clarividencia, y poco a poco va demostrando tener un sexto sentido, a la par en que se comunica con espíritus muertos, cosa que no la aterroriza, pues aprende a vivir con ello.

Por causas de su infortunio, Esteban, antes un chico correcto y de buenas intenciones, termina siendo propietario y dueño (a la fuerza) del terreno de Las Tres Marías, lugar que toma como campo de producción, usando a la gente del lugar como esclavos y consecuentes ayudantes. Gobierna con puño de hierro y en poco tiempo termina por destacar en los movimientos comerciantes de la zona.

Envueltos en un clima político-social bastante delicado, la familia Trueba empieza su viaje con una casucha olvidada, la cual Clara segura tener la propiedad de hacer mostrar espíritus que solo ella ve. Muchos la toman por loca a pesar de demostrar ser más cuerda que ellos, y la verdad es que a Esteban, esto lo trae sin cuidado.

El carácter fuerte de Esteban, quien no hace falta verse con malos ojos por parte de su familia, hace que se gane múltiples enemigos; e incluso termina siendo maldecido por su propia hermana con la promesa de que morirá solo y como un perro, en medio de la tristeza.

Quizá el trabajo más extenso de Allende, supone una montaña rusa de emociones, que jugará con el lector al demostrar que ni siquiera en los momentos más apacibles se puede hallar una verdadera quietud.

Son las últimas páginas, las que dan un vuelvo enorme, y rompen con esquemas literarios del momento, pensando que todo se iba a solucionar fácilmente, Esteban se sumerge en una misión para salvar a su nieta, encontrando consuelo en el lugar que menos pensaba.

Un clásico por donde se le vea, este libro dejará al lector vivaz con un deje de desesperación y melancolía, queriendo retroceder el tiempo, evitar eventos y redirigirlos, para cambiar los hilos que envuelven a la familia que, incluso en sus últimos dos párrafos, no estarán sino rodeados por la persecución, el horror, la fantasía y la magia.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad