Historia de la Revolución Francesa – Jules Michelet

Jules Michelet (1798-1874), fue un historiador que, por medio de un estilo personal y humanista, llamado muchas veces romántico, marcó en su obra apasionadas descripciones de acontecimientos de la historia de Francia. Su legado es importante no sólo desde el punto de vista de la ciencia histórica, sino también literario, ya que mucho de lo que escribió, puede parecer hoy pura ficción. Esta “Historia de la Revolución Francesa”, por ejemplo, redactada originalmente en el período entre 1846 a 1853, no se limita únicamente a citar hechos, estadísticas o biografías de personajes ilustres, aunque lo haga también, sino que centra su atención principalmente en las causas y efectos sobre la vida cotidiana del pueblo. Es el pueblo, por lo tanto, el personaje principal y el héroe en el texto de Michelet.

No hay duda de que la Revolución Francesa es uno de los pasajes más hermosos y terribles de la historia universal. El lema de “Libertad, Igualdad y Fraternidad” inspirado por los ideales ilustrados de Montesquieu, Voltaire y Rousseau, así como la crisis fiscal y la depresión económica sin precedentes, originaron el levantamiento popular y sus desdoblamientos. Sin embargo, en la causa raíz de todo movimiento están los privilegios de la monarquía y de la iglesia; así como los siglos de explotación del pueblo y la herencia de un sistema social injusto y corrupto. Es particularmente contra la iglesia católica, que Michelet inicia su análisis, comparando las consecuencias violentas del radicalismo post-revolucionario con los siglos de persecución religiosa instituida por la Inquisición en Europa.

Esta edición reúne los tres primeros libros de la obra completa, que cubre el período de la Caída de la Bastilla (1789) hasta la Fiesta de la Federación (1790). Para un mejor aprovechamiento de la lectura, vale la pena recordar algunos hitos de la Revolución, tales como la formación de la Asamblea de los Estados Generales de 1789 y de la Asamblea Nacional Constituyente que aprobó la legislación por la que fue abolido el régimen feudal y señorial, suprimiendo el diezmo y, finalmente, proclamando la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Sin embargo, el gran marco detrás de todo el movimiento y que acabó provocando el aislamiento, la separación y posterior ejecución de Luis XVI, fue la Caída de la Bastilla, la antigua prisión política del régimen, el 14 de julio de 1789, una fecha que será recordada para siempre.

Un libro actualmente agotado y que merece ser reeditado, principalmente porque vivimos un tiempo difícil en el que los movimientos de extrema derecha parecen avanzar en todo el mundo, no importa el país o continente del que hablemos, y los derechos civiles y las libertades individuales son constantemente amenazados por cuestiones de orden político, económico o de seguridad nacional. Tal vez sea un buen momento para recordar el esfuerzo de generaciones pasadas que lucharon para conquistar y mantener los ideales de justicia y democracia. Quien conoce el lema de “Libertad, Igualdad y Fraternidad” todavía podría representar una oportunidad para iluminar las tinieblas de este siglo.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad