Enrique Vila Matas se esconde cuando escribe

El escritor español Enrique Vila Matas, ganador de la última edición del célebre premio de novela Rómulo Gallegos, confesó en Caracas que cuando escribe busca “esconderse cada vez más” y confundirse “en la selva tupida de la gente hasta que no se me vea“.

Enrique Vila Matas recibirá este jueves 2 de agosto el Rómulo Gallegos por su novela “El viaje vertical”, que fue seleccionada entre 12 novelas finalistas, elegidas de 247 obras que participaron en la edición XII del galardón.

Enrique Vila Matas (Barcelona, 1948) recibirá un premio de 60.000 dólares, una medalla y un diploma.

En entrevista publicada por el diario caraqueño El Nacional, el escritor habló sobre parte de su obra, a la que llamó “trilogía de la vejez“. En ese grupo se inscriben tanto “El viaje vertical“, que habla de un hombre de 77 años acabado como las novelas, “Lejos de Veracruz”, en la que el protagonista está acabado a los 27 años y “Extraña forma de vida” en la que el personaje principal está acabado a los 45 años, dijo Enrique Vila Matas.

Enrique Vila-Matas contó que el premio Internacional Rómulo Gallegos le llegó justo cuando terminaba de escribir los primeros cien folios de su última novela titulada “El mal de Montano”, que “está entre la ficción, el ensayo, la autobiografía ficticia y con muchas notas a pie de página”.

Definió El mal de Montano como una novela de “una complejidad absoluta” y mucho “más arriesgada” que sus títulos anteriores, y estimó que el premio que le será entregado en Caracas le permite obtener “aún más facilidad para seguir trabajando en lo mío“.

Enrique Vila Matas

Enrique Vila Matas

Premio Rómulo Gallegos a Enrique Vila Matas

Enrique Vila Matas ganó la XII edición del premio Rómulo Gallegos con el voto mayoritario del jurado integrado por los escritores Sergio Ramírez (Nicaragua), Carmen Ruiz Barrio Nuevo (España), Eduardo Rodríguez Juliá (Puerto Rico) y Victoria De Estéfano (Venezuela).

Al anunciar el premio, Ramírez describió “El viaje vertical” como una obra que “toca la soledad del hombre y la historia durante la guerra civil española” y precisó que fue “escrita en un estilo transparente, económico y eficaz. Es una narración astuta que a la vez conmueve“.

Nos identificamos con el protagonista porque todos hemos vivido la sospecha de esa vida alterna que el destino nos escamoteó“, apuntó entonces Ramírez.

El premio Rómulo Gallegos que ha recibido Enrique Vila Matas honra la obra del eminente novelista venezolano fallecido en 1969, además de estimular la actividad creadora de los escritores de habla castellana.

Fue entregado por primera vez en 1967 al escritor peruano Mario Vargas Llosa por su novela “La casa verde“.

A lo largo de tres décadas lo recibieron también:

  • 1972 Gabriel García Márquez (Colombia), “Cien años de soledad”.
  • 1977 Carlos Fuentes (México), “Terra Nostra”.
  • 1982 Fernando del Paso (México), “Palinuro de México”.
  • 1987 Abel Posse (Argentina), “Los perros del paraíso”.
  • 1989 Manuel Mejía Vallejo (Colombia), “La casa de las dos palmas”.
  • 1991 Arturo Uslar Pietri (Venezuela). “La visita en el tiempo”.
  • 1993 Mempo Giardinelli (Argentina), “Santo oficio de la memoria”.
  • 1995 Javier Marías (España), “Mañana en la batalla piensa en mí”.
  • 1997 Angeles Mastretta (México), “Mal de Amores”.
  • 1999 Roberto Bolaño (Chile), “Los detectives salvajes”.
  • 2001 Enrique Vila-Matas (España), “El viaje vertical”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

política de cookies, pinche el enlace para mayor información.