Drácula

Drácula es una novela publicada en el año 1897 por el escritor irlandés Bram Stoker, quien convirtió a su protagonista en el vampiro más famoso. Se suele decir que el escritor basó su historia en las conversaciones que sostuvo con un erudito húngaro llamado Arminius Vámbéry, quien le habló de Vlad Drăculea.

Esta novela que fue concebida de forma epistolar, presenta otros temas, como lo es el papel de la mujer en la época victoriana, la sexualidad, la inmigración, el colonialismo o el folclore.

La historia de Drácula parte de la existencia de Vlad Tepes, un personaje histórico que es situado en la Rumania del siglo XV, y quien fue conocido por su heroicidad contra la invasión otomana, pero también por su crueldad. Es a partir de esta historia, y de otras tantas leyendas acerca de él, que Bram Stoker escribe tan magistral obra en forma de diarios y cartas que los personajes principales van intercambiando a lo largo del relato.

Fotograma de una de las primeras adaptaciones cinematográficas de Drácula

Fotograma de una de las primeras adaptaciones cinematográficas de Drácula

Esta es una obra transcendental de la literatura gótica que terminó abriendo un nuevo camino en la novela de terror y que a su vez logró instaurar la figura del aristócrata transilvano como arquetipo del mal y modelo de seducción perversa, tanto así, que sus páginas han servido de fuente inagotable para dar vida a numerosas adaptaciones cinematográficas.

Con este apasionante libro se termina por consolidar el mito original del vampiro en la figura del conde Drácula y lo hace con tanta fuerza poética obsesionante que muy pocas versiones cinematográficas han logrado restituirla de una forma tan magistral.

Esta es sin duda la obra cumbre de Bram Stoker y la que lo dio a conocer al público. Indudablemente, de todos los mitos que se han creado en la literatura universal desde Hamlet a Madame Bovary y desde Don Quijote a Robinson Crusoe, el más popular y el que cuenta con mayor cantidad de seguidores alrededor del mundo es el inmortal señor de las tinieblas.

Al igual que el conde, este libro surgió del anonimato para irrumpir en un mundo que sin duda no contaba con su presencia, pero que sin embargo lo logró con tanta fuerza que la novela se ha convertido en el texto fundamental de toda la leyenda posterior sobre este tema, aunque es cierto que Stoker no fue el primero en hacer mención del vampiro dentro de la literatura, y que ha encontrado su origen e inspiración en el nombre y las acciones de Drácula, “el padre de los vampiros”.

El éxito que ha cosechado esta increíble obra a través de los años ha sido y sigue siendo tan patente, que hoy día se siguen creando e inventando versiones de vampiros que tienen su origen en esta figura que se hizo famosa con Bram Stoker.

Por todo esto, no es de extrañar que nos sigamos tropezando con nuevas formas de concebir a este enigmático personaje al cual, cada vez que es reinventado, se le añaden características que antes era impensables y que de algún modo responden a la manera en la que se vive actualmente.

Más información sobre Drácula, la obra cumbre de Bram Stoker

Drácula es una novela del autor de origen irlandés, Bram Stoker, publicada por primera vez en el año de 1897; donde, como su nombre lo indica, el protagonista es el conocido “Conde Drácula”.

La novela se encuentra estructurada por medio de diversas supuestas entradas de diario y cartas, mismas que son redactadas por diferentes personajes que fungen como protagonistas durante la narración. Además, la novela adquiere un tono original en el sentido de su forma, ya que Stoker incluyó “artículos periodísticos” (por supuesto que escritos por él) en el cuerpo de la relación, para reforzar la verosimilitud de la historia y complementar la información dada por las personajes.

La historia inicia con el viaje de Jonathan Harker, un abogado de origen inglés, quien viaja Europa del Este, específicamente al castillo del Conde Drácula, en la región de Transilvania. Esto con el fin de aportar apoyo legal al conde debido a una transacción inmobiliaria.

Conforme avancemos en la novela nos percataremos que Jonathan Harker, más que un invitado de Drácula, comienza a convertirse en su prisionero, dificultándose cada vez más el salir del castillo; por si fuera poco, por las noches comienza a percatarse que el Conde Drácula tiene una faceta muy distinta a la que presenta en el día, rodeándose de un aura de misterio. De  hecho esto es algo que se veía venir, puesto que cuando Harker arribó al castillo, el Conde lo recibió con la frase: “Entre usted libremente y por su propia voluntad”.

El personaje del Conde Drácula es aquel personaje que con el paso del tiempo se volvería un ícono del vampirismo; ya que es representado como un individuo seductor, culto y perteneciente a la clase aristocrática; además, esta imagen se ve reforzada por la belleza inusual de un castillo decadente en un paisaje invernal y sombrío.

Bram Stoker hace gala de un complete conocimiento acerca de los relatos ya existentes de vampiros y del tema del vampirismo en general; de estos se nutre para otorgar de diversas características sobrehumanas a su personaje principal (el Conde Drácula). Algunas de estas características típicas del vampiro (mismas que serían utilizadas constantemente en el futuro), son:

-El Conde Drácula tenía la obediencia de alimañas como arañas, moscas, ratas o murciélagos.

-Poseía la habilidad de controlar mentalmente a sus víctimas.

-Podía desaparecer convirtiéndose en algún animal (un murciélago) o en niebla.

-Una fuerza más allá de lo humanamente posible.

-No podía observarse su imagen en un espejo.

-Rechaza la luz del día.

-Dormía en un ataúd, colocado sobre la tierra.

-Sólo se alimentaba de sangre humana.

-Sólo se puede luchar con él con base en ciertos símbolos, como ajo, rosas, agua bendita y crucifijos; aunque para acabar con él, se le debía de enterrar una estaca de madera  justo en el corazón; o bien, decapitarlo completamente.

Contrario a lo que pudiera pensarse, la historia de Drácula no sólo transcurre en la región de Transilvania; sino que se desarrolla en diversas latitudes del Viejo Continente, como: el Mar Mediterráneo, el Bósforo, el Canal de la Mancha, el Golfo de Vizcaya, entre otros. En este sentido, Drácula evidencia un conocimiento profundo no sólo del tema del vampirismo, sino de la geografía europea.

Al final de la historia, el Conde Drácula es muerto por Harker y otros personajes, pero no así su leyenda; ya que es a partir de esta novela de Bram Stoker que el vampiro comenzará a ser una figura central en diversas representaciones ligadas a los géneros de “suspenso” o “terror”, no sólo en la literatura, sino en el cine, el teatro y otras disciplinas artísticas. En resumen, una obra maestra de la literatura universal.

Drácula – Libros gratis en PDF

Leer gratis Drácula en PDF.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad