Antígona

Antígona es una pieza teatral escrita por Sófocles en el 441 a. C., cuyos hechos ocurrieron alrededor de 1.250 a. C., en Tebas, en Asia Menor, en donde se exalta el valor de una princesa que se enfrenta a un rey arriesgando su propia vida en defensa de un principio.

Sinopsis de Antígona

La trama de la historia comienza con una alusión a la guerra de los Siete contra Tebas, en la que los dos hermanos de Antígona, Polinices y Polinices, se enfrentan en lados opuestos. Ambos mueren en el campo de batalla, pero a los ojos de Creonte, tío de estos, Polinices es considerado traidor de Tebas y, por lo tanto, no le son otorgados honores fúnebres y decreta que la pena por la desobediencia frente a su decisión será la muerte de aquel quien la incumpla. Antígona se niega a cumplir la orden de Creonte y, considerando que se trata de un deber sagrado el dar sepultura a los muertos, infringe la orden del soberano y realiza los rituales funerarios a los que, considera, su hermano tiene derecho. Debido a este acto de piedad, Antígona es condenada a muerte por el rey de Tebas y encerrada viva en la tumba de los Labdácidas, estirpe de la que desciende. La acción desmedida del rey será castigada al final de la tragedia: al tomar conocimiento de la muerte de Antígona, Hemon, hijo de Creonte y prometido de Antígona, se suicida. Por consecuencia de este segundo suicidio, es el turno de Eurídice, madre de Hemon, quien decide «vivir para siempre en el Hades».

En la obra, la decisión tomada por Creonte genera un conflicto entre la Ley de los Cielos (de los dioses), que Antígona defiende, y la Ley de la Tierra (o los hombres) que Creonte tiene que hacer cumplir. Se crea así un punto muerto, como resultado de la contraposición entre dos esferas de poder: La Ley de los dioses y la Ley humana.

Toda la trama de la tragedia de Tebas gravita en torno a este dilema moral que, podemos decir, ha durado más de tres mil años y que hace de Antígona, una de las más importantes obras que funda los principios básicos para el cristianismo y la moral occidental que le procede: ¿se debe de cumplir la Ley del Cielo o la Ley de la Tierra?

Así mismo, esta pieza teatral refleja uno de los valores más importantes del pensamiento griego: no se puede ir en contra del destino dictado por los dioses. Por ello, puesto que el destino de Polinicesera el de contar con los honores mortuorios, Creonte y su familia terminan pagando por esta falla.

Antígona

Conclusión sobre Antígona de Sófocles

1. El ser humano por su condición de dualidad (la Divina y la Terrena), vivirá permanentemente en conflicto entre el Poder Espiritual y Temporal, de cuya ambigüedad no podrá salir jamás. Por esta razón, el problema existe desde hace tres mil años.
2. No hay una solución colectiva al problema. La solución para el conflicto resultante de la dualidad humana será siempre individual, ya que no hay solución fuera del individuo, porque nada sustituye la conciencia individual de las cosas.

Descargar gratis Antígona de Sófocles en PDF

Antígona es un libro de dominio público, puedes descargar el pdf aquí.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad