22.11.63

Una de las últimas y más extensas obras del maestro del terror se adentra en el tema de la ucronía, del viaje del tiempo, el amor y el espionaje, todo envuelto en un suspenso que solo King puede concebir.

La historia nos trae a Jake Epping, un maestro de literatura inglesa recién divorciado, que por maquinaciones del destino, se entera gracias a un amigo cocinero que existe una especie de portal temporal que lo transporta al año 1958. Por causa de este amigo, a Jake se le encomienda la tarea de evitar el asesinato del presidente John F. Kennedy, pautado para el 22 de noviembre del año 63’.

Jake, ahora bajo el seudónimo de George Amberson, emprende un viaje hacia una nueva vida en el pasado, que deberá adaptar para su conveniencia, evitando acontecimientos externos y verificando que fue efectivamente Lee Harvey Oswald quien dio muerte al presidente, o es todo parte de alguna de las infinitas teorías conspirativas de las que se habló tanto en el futuro.

Pero no todo es tan sencillo como parece; si bien Epping puede usar este portal cuantas veces quiera, siempre que lo haga, el pasado será reseteado, cancelando todo evento que hizo en su viaje anterior. Por lo que si Jake ha de hacer semejante tarea, debe abstenerse a pasar 5 años de su vida sin cometer un solo error, sabiendo que “el pasado no le gusta ser alterado”.

El hombre que no llora

A lo largo de la historia se hace hincapié a cierta característica de Jake, la cual es que no es un hombre llorón, y es un detalle que se explorará a lo largo del libro en medio de situaciones que pondrán a prueba los nervios del protagonista.

Lo veremos evitando el asesinato de la familia del conserje estudiantil, cuyo reporte leyó y logró sacar unas cuantas lágrimas en el presente, se enamorará de una encantadora profesora del pasado, teniendo ella un pasado oscuro por evitar. Encontrará consuelo en jóvenes estudiantes con un futuro prometedor y hasta entablará conversaciones con aquel hombre dispuesto a matar.

Es al final de la lectura cuando el lector hace un juicio de consciencia sobre Epping, y juzga a su personaje como apto para semejante misión o no. La historia posee también complejos giros de tuerca que logran hacer de esta misión un tiro de suerte a lo todo-o-nada.

22.11.63

22.11.63

Alejándose del terror

El libro también hace menciones a las diversas teorías del asesinato de JFK. Fue otro el que jaló el gatillo, fueron varios, fue una misión secreta de la CIA, fue un atentado externo, la mafia o algo más.

King se desprende de su temática predilecta para dar un análisis sobre las posibilidades ocurridas ese día, guiándose también por la navaja de Ockham, la cual reza que ante una tragedia con diferentes causas probables, es la explicación más sencilla la correcta, propia al momento de justificar muchos eventos cuya raíz permanece en el misterio.

Hay diversas alusiones a las demás obras de King, siendo la más pesada, el encuentro con dos de los protagonistas de su popular novela It, en la época pasada, previa a su enfrentamiento con el payaso Pennywise.

Catalogado como uno de sus trabajos más completos, la novela fue elogiada por la crítica, por su veracidad y detalles históricos inmaculados, representando perfectamente la época de los años sesenta, y abarcando los eventos transcurridos en la época.

Según críticos, un trabajo que está a la par con otras creaciones oscura del mismo autor, y un imperdible para fanáticos del espionaje, conspiraciones y el swing.

También obtuvo su propia adaptación a la pantalla chica, con la serie del mismo nombre protagonizada por James Franco y producida por J.J. Abrams en 2016 para la plataforma Hulu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies